Buscar

Malú Porras

La princesa,el trovador y la estación II

6570980591728954707

Llegó al centro de la nueva ciudad que se descubría ante ella. Preguntó en el primer bar cercano por un hostal o pensión económicos. A menos de dos manzanas halló una, “Pensión Lolita”. Consiguió que la dueña le dejara pagar a final de mes, así podría  hacerlo más cómodamente y no tenía que preocuparse en este momento de buscar un cajero o de comprobar que el dinero que pudiera quedar en la cuenta le alcanzara.

Una vez le enseñaron la habitación pequeña, de pintura ajada y cortinas descoloridas, desempaquetó su ropa colocándola en el viejo armario de madera con olor a antipolillas. Miró el pequeño baño con su vieja bañerita de escalón amarillenta, el lavabo y w.c. Los azulejos eran de color blanco con algunas florecillas azules y a un lateral de la bañera había unos estantes de metal con un gel, un champú y una esponja aun en su envoltorio. Seguir leyendo “La princesa,el trovador y la estación II”

Dímelo

2014-12-18

-Dime que me quieres.

El ruego brotó de sus labios hinchados de placer y deseo; los ojos cerrados en un intento de esquivar el oscuro miedo que crecía en su interior.

Silencio, el ensordecedor silencio reinó en aquel espacio desierto ocupado tan solo por sus cuerpos que yacían inertes, extenuados, bajo la luz mortecina de una luna azul desangelada. Seguir leyendo “Dímelo”

La princesa,el trovador y la estación I

img_20160310_083003

De nuevo se hallaba perdida, había recogido todo lo que pudo en un bolso de viaje y sin más se había dirigido a la estación. Al llegar había comprado un billete sin regreso a ninguna parte. No había avisado en el trabajo de su ausencia y apenas llevaba unos treinta euros en la cartera con  algunas monedas sueltas. Ni siquiera sabía si en su cuenta bancaria quedaría algo de dinero o qué iba a suceder cuando llegara a aquel lugar al que huía.

¿Huyendo? No realmente no estaba huyendo, simplemente había llegado a ese punto sin regreso en el que Seguir leyendo “La princesa,el trovador y la estación I”

Revista Mitad Doble 18 “Números”

img_20160709_205551

Debería haber escrito esta entrada mucho antes y además contando cómo fue la presentación de la revista Mitad Doble “Especial números” el pasado nueve de Julio, pero como nunca es tarde para hablar de algo bueno pues vengo con esta entrada.

Con la revista Mitad Doble “Especial números” se cumple ya diez años de su nacimiento. Aunque se engloba en la etiqueta “literaria”, yo didría mas bien que es una revista artística, ya que entre sus páginas además de palabras se dan citas Seguir leyendo “Revista Mitad Doble 18 “Números””

Tardes compartidas

IMG-20151216-WA0002

Compartían cigarrillos y tardes sentados en los bancos de la calle. Hablaban sobre él, sobre algunos asuntos de ella con los que se sentía cómoda, sobre los demás… Ella nunca fue capaz de contarle verdades completas, solo a medias, y en ocasiones mentiras, a cuál de ellas más disparatada. No era capaz de afrontar lo que le sucedía y todavía menos de hacerle partícipe de su auténtico dolor.

Seguir leyendo “Tardes compartidas”

Presentación “Susúrrame un cuento”

Sin título

El viernes por la tarde en la Sociedad Económica de Amigos del País de Málaga se presentó “Susurrame un cuento”, mi primer libro en solitario que me publica le editorial Mitad Doble. Seguir leyendo “Presentación “Susúrrame un cuento””

La cita

11190843_1091176074230380_1977654732_n
Fotografía de Jonatan Santos Moreno

 

Alberto espera junto a la ventana de la habitación del hotel con un whisky doble en la mano y la corbata desanudada. Hoy es la fecha acordada y las manecillas del reloj no se deciden a dar aún la hora ansiada. Como todos los años, ha reservado la misma habitación de hotel. Seguir leyendo “La cita”

21·04·2000

21042000

“Escalar lentamente por tu cuerpo,

camino a la cima ardiente de tu boca”

 

Se clavaron tus ojos en mi alma, y desde el más profundo de mis abismos logré vislumbrar tu oscura luz. Panacea y mal al mismo tiempo. Seguir leyendo “21·04·2000”

Certe cose si fanno

Para ti, que siempre estás ahí y formas

parte de cada uno de mis pequeños

logros.

jardin
Boceto a lápices de colores.

La puerta francesa acristalada de color blanco roto me daba la bienvenida a aquel jardín tan conocido desde hacía años. Encajando las puertas tras de mí con los ojos cerrados, aspiré el aroma de aquella flora de mágicas sensaciones. Los abrí lentamente para poder retener de nuevo tanta belleza en mi memoria. Aquellas maravillosas y exóticas flores se abrían exuberantes para los pequeños colibrís que, Seguir leyendo “Certe cose si fanno”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑