Para ti, que siempre estás ahí y formas

parte de cada uno de mis pequeños

logros.

jardin
Boceto a lápices de colores.

La puerta francesa acristalada de color blanco roto me daba la bienvenida a aquel jardín tan conocido desde hacía años. Encajando las puertas tras de mí con los ojos cerrados, aspiré el aroma de aquella flora de mágicas sensaciones. Los abrí lentamente para poder retener de nuevo tanta belleza en mi memoria. Aquellas maravillosas y exóticas flores se abrían exuberantes para los pequeños colibrís que, Seguir leyendo “Certe cose si fanno”

Anuncios